Amor y Taj Mahal

He llegado a Agra, el lugar donde se emplaza una de las 7 maravillas del mundo: El Taj Mahal. Me dirijo en mi medio de transporte favorito en India, el tuk-tuk. Conozco a Shabbu, un tipo simpático y peculiar, incluso tiene un guestbook donde los pasajeros le hacen dedicatorias, le gusta hablar y suele contar sus aventuras y como salió en el periódico como héroe al salvar a una política china de ser atracada, resumiendo, un personaje.

El tuk-tuk o rickshaw. La mejor forma de moverte y mas barato que un taxi.

Quede con él para ir a visitar al día siguiente el Taj Mahal. A las 6 de la mañana. Hay que estar allí al amanecer que es cuando abre sus puertas. Al llegar y después de haberme bebido un buen café ya hay una cola considerable y esperamos allí hasta las 6:50 que es cuando abrieron.

Hay un control de seguridad peor que el del aeropuerto donde te hacen tirar mecheros, tabaco, bolígrafos y cualquier cosa que ellos no reconozcan, a mi estuvieron a punto de tirarme unos paracetamoles que llevaba porque no sabían lo que era.

Tras andar unos 2 minutos y tener unos cuantos encuentros con varios monos, (no había visto tanto mono junto en mi vida) llegas a la entrada. Lo ves. Respiras hondo. Es espectacular. Tardas unos segundos en reaccionar, necesitas incluso gafas de sol ya que deslumbra. Desde luego no es una decepción. Es una maravilla.

El Taj Mahal a las 7 de la mañana.

Entonces comienzas a pasear por los jardines, a disfrutar de la vista desde distintos ángulos, a hacer fotos, a ser fotografiada, si si, fotografiada, como una famosa de Hollywood. Grupos queriéndose hacer fotos contigo, selfies para ponerlos en Facebook. Oh bueno, es singular. Son amables, se ríen contigo, no hay nada de malo.

El Taj Mahal al menos para mí tiene un mayor significado, más que el puramente arquitectónico o artístico. Es un mausoleo que se hizo por AMOR. Es decir que cosas tan maravillosas se pueden construir por amor, ¿no?  Por poner un toque histórico sin aburrir y resumiendo, el emperador de la dinastía Mogol Shah Jahan lo construyo para su esposa cuando falleció al dar a luz a su 14ª hija.

Si, lo sé. No tenían tele.

De hecho, al otro lado del rio están los cimientos de lo que se suponía iba a ser el mausoleo del propio emperador, que el mismo empezó: el Taj Mahal negro, y su plan era unir ambos con un puente de oro… pero uno de sus hijos tomo el poder, lo encarcelo y lo dejó morir en la cárcel. Nunca pudo estar junto a su esposa. Triste, ¿verdad?

Bueno pues tras 22 años de obras, de elefantes llevando mármol desde Jodhpur (400 kilómetros a paso de elefante) con incrustaciones de todo tipo de piedras preciosas para que la luz que desprende sea diferente según la posición del sol… cada detalle cuidado al milímetro. Cosas que se hacen por amor. Sencillamente impresionante y admirable.

Después de admirar el Taj Mahal y de desayunar como una campeona nos dirigimos a la fortaleza más importante de la India: El fuerte rojo. Una fortaleza amurallada con varios palacios, edificios señoriales, jardines… desde donde gobernaron los emperadores de la dinastía Mogol.

Uno de los palacios del interior del Fuerte Rojo

Hay una gran complejidad en su interior ya que pasaron muchas generaciones, muchos emperadores y cada uno aporto un estilo arquitectónico propio, Una mezcla de sus grandes murallas rojas, con salones de mármol blanco, palacios con techos dorados… Una mezcla singular que te hace transportarte por diferentes épocas.

En 1857 el ejército británico lo ocupo y destruyo muchos palacios y jardines, pero hasta el día de hoy siguen restaurándolo.

Pero ya está bien de monumentos, de historia… vamos a darnos un paseíto por aquí a ver si me voy aclimatando, ¿no?

Agra es una ciudad de 1,5 millones de habitantes y diría que 3 millones de animales. O sea que, si te gusta el zoológico, Agra es tu sitio. Vaca, mono, cabra, burro, ardilla, búfalo de agua, caballo…. En todas partes, a su bola. Estas comprando una botella de agua al lado de una vaca, sí. Cruzas la calle y los búfalos tienen preferencia. Es simplemente una locura. A lo de las vacas, no obstante, me voy acostumbrando, nos entendemos. Es el animal sagrado de la India, así que hay que llevarse bien con ellas. Aunque cada vez que las miro veo unos entrecots a la pimienta espectaculares.

La vaca Paca
Amelio buscando monita sexy-
La monita sexi pasando de Amelio.
Las ardillas son super collejas. Voy a adoptar una como animal de compañia.

Visito una fábrica de alfombras, y me explican cómo tardan de 2 a 6 meses en hacer una, hilo a hilo. Gente de todo el mundo las pide y se las mandan por correo. ¿Quien no quiere tener una alfombra mágica de Aladino?

Soy Aladina…. Quillooooo, esto como arranca?????

 

En general Agra no tiene mucho encanto, así que ya hemos visto lo más emblemático de la India y seguimos con nuestro recorrido… que, para dar un anticipo, nuevos problemas de trenes y cambios de planes a última hora. Esto es la India. No hagas planes.

 

Compartir es sexy!